77 Significado y simbolismo bíblico

El número 7 es uno de los números más significativos de la Biblia. Dios descansó el séptimo día.

El número 7 se menciona más de 700 veces en la Biblia y 54 veces en el libro de Apocalipsis, que habla de 7 iglesias, 7 ángeles, 7 trompetas, 7 sellos y 7 estrellas.



Los israelitas conquistaron Jericó después de rodearla durante 7 días. Salomón construyó el templo durante 7 años, Job tuvo 7 hijos y el gran diluvio siguió 7 días después de que Noé ascendiera a su arca.



Hubo 7 años de abundancia y 7 años de hambre, y Jesús pronunció 7 frases en la cruz.

Número 77 en la Biblia - Significado

El significado de un número se puede considerar como la vibración básica como la fundamental del número.

Como vista general, la numerología del número 77 representa una energía compartida que contiene las ideas de:



Imagínese tener la libertad personal de perseguir cualquier capricho y experimentar cualquier cosa que le interese.

7 se menciona 737 veces en la Biblia. «7 veces» se menciona 6 veces, la séptima es 119 veces. Todos los días, Pedro iba a Jesús y el día: «Señor, ¿cuántas veces has perdido a mi hermano que pecó contra mí? ¿Lo hiciste? ».

Para Pedro, perdonar hasta siete veces era alcanzar el máximo de su espiritualidad. Quedó impresionado por el Señor con el mandato de la montaña: “Tú eres perfecto, como tu Padre que está en los cielos es perfecto” (Mt 5, 48).

Número 1253

Probablemente, para Peter, perdonar a veces significaba alcanzar la perfección. Nuestro Señor salió con una respuesta: “No os diré un 7, una campana hasta setenta veces un 7” (Mt 18, 22). Es la perfección sobre la perfección.



“7” es el número de perfección, generalmente con un énfasis espiritual. En hebreo, la palabra '7' es 'cheval'. Ven de la raíz «Sabah», te ​​satisfaré, tienes suficiente.

Por lo tanto, el significado de la palabra “7” es llamado por esta raíz, en el séptimo día, Dios descansa de la obra de la Creación.

Fue completo y completo, bueno y perfecto. Si tiene algún comentario sobre sus obras: «Es bueno». Estaba satisfecho y luego descansó. El sitio web, por tanto, es perfecto y completo en relación con lo que se utiliza.



El primer patrón de una vida completa después de la caída del hombre fue dado en Génesis 5, 24: “Camino, camino, camino con Dios y desaparezco, porque camino con Dios”. Enoch fue el séptimo desde Adam y el primer hombre que no intentó la muerte.

Número 77 en la Biblia - Simbolismo

Capa 18 y da riqueza, autoestima desarrollada, le permite ganar confianza en sí mismo, amplía las posibilidades de servir a la sociedad.

Y también es un antiguo signo del destino, que decide qué camino tomará una persona.

El portador de dieciocho años es capaz de deshacerse de la ira y la irritación, todas sus acciones están dirigidas a las buenas acciones.

Lo principal es sintonizar correctamente y eliminar todas las pequeñas cosas y distracciones de su plan de vida. Los portadores de dieciocho años tienen un campo de energía poderoso: las personas con problemas y carácter débil vienen corriendo hacia él, como polillas a la luz.



Si el 18 aparece a menudo en su vida, esto es una señal de un ciclo completo y el comienzo de una nueva ronda. Este Destino te da una señal y te dirige en la dirección correcta.

Número 595

No tenga miedo de los cambios que se avecinan y los posibles inconvenientes: todos los esfuerzos invertidos serán recompensados ​​al cien por cien.

Escuche su voz: entre una docena de opciones posibles, puede elegir el camino correcto. Número 18 empuja

Significado espiritual del número 77

Personas hacia temas religiosos y espirituales. Quizás ahora sea el mejor momento para desarrollar la paz interior y la espiritualidad.

Las personas dotadas de este número se distinguen por un mundo espiritual desarrollado y una tranquilidad innata. Se llevan muy bien con sus colegas y sus seres queridos.

Además de amar al prójimo, dieciocho portadores han desarrollado un sentido de compasión.

A menudo les gustan los animales y, a veces, asocian su vida con su cría y protección.

Son personas con capacidades intelectuales bien desarrolladas: son fáciles de aprender y tienen una mayor perseverancia.

Entre las personas famosas hay muchos científicos, profesores, inventores y empresarios talentosos. Si sumas los números primos de dieciocho, obtienes nueve. Ella simboliza uno de los antiguos dioses romanos: Marte.

Una deidad guerrera dota a una persona de coraje, decisión y determinación.

La energía representada por la numerología del número 77 es, sobre todo, una energía de expresión del personal liberal.

Datos interesantes sobre el número 77

Según el Talmud, el universo está formado por siete cielos y el Corán a menudo habla de ellos. Los musulmanes en peregrinación a La Meca caminan 7 veces alrededor de Qaba, el principal santuario del Islam.

En las bodas judías, la novia a menudo rodea al novio siete veces. En el hinduismo hay 7 mundos por encima de esto, pero también 7 mundos por debajo.

El dios sol, una de las deidades védicas más importantes, es tirado por 7 caballos alados en un carro a través del cielo, y el cuerpo humano tiene 7 chakras básicos.

La mitología japonesa tiene 7 deidades de la felicidad que se encargan de la salud, longevidad, felicidad, conocimiento, riqueza de sus protegidos.

Si tira los dados en el casino, es muy probable que obtenga una semana, y si baraja la baraja de cartas 7 veces, las cartas estarán completamente ordenadas.

Existe una superstición común de que la palabra '7' trae desgracia al juego de dados. Está prohibido pronunciarlo, por eso los jugadores lo llaman 'eso' o incluso 'el diablo'.

Hablando de juegos de azar, antes de sentarse a una mesa en Las Vegas, asegúrese de ir a ver a las 7 felices y locas chicas que están en el Hotel Riviera. Están hechos de bronce y se muestran de espaldas, sin ropa. Afortunadamente, en los juegos de azar, todas las chicas necesitan ser acariciadas.

La palabra hebrea debe servir durante seis años, que era el límite legal (Ex. 21: 2). El amor digo que Jacob había querido servir a su hermano Labán durante siete años por Raquel.

Solo el amor puede ir más allá de cualquier límite legal y puede abarcar todo el tiempo para servir. (Génesis 29:20).

Después de la Pascua, el pueblo de Israel debería comer pan sin levadura durante siete días. Tuvieron que pagar la levitación de sus casas.

En el hay que jugar levadura «desde el primer día hasta el séptimo» (Ex. 12:15). Aquí, por supuesto, se destaca por la santidad implícita de todo esto.

La levadura significa corrupción y la verdadera separación de Dios. Después de ser salvos, debemos vivir separados de la levitación en nuestros “7 días”, que representan toda nuestra vida.

La vela de oro del Tabernáculo tenía seis brazos que salían de un soporte central, resumiendo el total, dando énfasis y armonía con la luz que era la luz del pueblo de Dios en el mundo, pero era divina.

22

En correspondencia con los brazos también estaban hechos de lámparas. (Éxodo 25-32, 37).

Antes de que Aarón y sus hijos comenzaran su servicio sacerdotal, fueron consagrados por siete días (Lev. 8: 31-36).

El hijo de Aarón, que había ocupado su lugar como sacerdote, debía ponerse las vestiduras sagradas de Aarón durante siete días. (Éxodo 29: 2, 30). Estas son descripciones de una vida completamente dedicada al servicio del Señor.

Fueron 7 días de fiesta del Señor: Pascua, Panes sin levadura, Primicias, Pentecostés, Expiación, Trompetas y Tabernáculos (Lev. 23: 1-44). Aquí hay un tipo perfecto de Cristo como un deleite, un gozo y un descanso.

Viendo el número 77

Cuando Israel tomó la ciudad de Jericó, Dios les ordenó que marchó alrededor de la ciudad siete veces.

Luego, en el séptimo día, cuando solía caminar, completó su caminata, completó su marcha.

Esta marcha se completó con los siete sacerdotes sacando los siete tazones de cuero del arca (Jos. 6: 1-12).

Salomón tardó 7 años en construir el templo de Dios (1 R. 6:38). Salomón y todo el pueblo dedicaron la casa de Dios. “Entonces encuentro a Salomón fiesta 7 días…” (2 Cr. 7: 8) y “él vive allí con la dedicación del altar en 7 días” (2 Cr. 7: 9).

De los milagros de Eliseo fueron sellados con el número 7: el niño que fue el resultado de tantas veces antes de abrir los ojos (2 R. 4:35). Naamán, jefe del ejército del rey de Siria, “si le fue bien en el Jordán” antes de curarse de la lepra (2 R. 5:14).

El fracaso en el amor o en el trabajo se convierte en fuente de sufrimiento sin fin. Podemos decir que con el tiempo es como una droga para un drogadicto, y al estar en la aguja de la autocompasión y su sufrimiento, estas personas rara vez la abandonan voluntariamente.

Incluso el fallo más débil, que normalmente nadie notaría, aquí puede percibirse como un signo de un destino perdido, elevado a un cubo o un centésimo grado.

Los pesimismo son el extremo que hay que temer. Porque una vez allí, a estas personas les cuesta deshacerse de él.